La Clínica Integral Nueva Vida aporta un programa de tratamiento moderno, comprensivo basado en modelos con evidencia científica disponible para el área Latinoamericana.
Tratamos Mente, Cuerpo y Espíritu a través de la terapia, educación y confraternidad de 12 pasos para el adicto y la familia.
La orientación del modelo Nueva Vida está basado en los modelos mas efectivos para la recuperación; como son los modelos Hanley Hazendel, Instituto Johnson y Minnesota Model.

Somos la primera clínica en Costa Rica con este enfoque y una de las primeras en Latinoamérica, nuestros 20 años de servicio en el tratamiento en las adicciones confirman que nuestra experiencia hace la diferencia.

Utilizamos como medio de apoyo los materiales, técnicas, enfoques actuales y efectivos en los procesos de recuperación del usuario y su familia.


Contamos con personal certificado a nivel nacional e internacional, que reúnen los requisitos académicos de supervisión, experiencia y entrenamiento para trabajar en la consejería de alcohol y drogas, basada en las 12 funciones de los parámetros internacionales establecidos por el Consorcio Internacional de Certificación Reciproca para Consejería en Alcohol y Drogas (www.icrcaoda.org)
Además nuestro programa está acreditado a nivel nacional por el Instituto Sobre Alcoholismo y Fármaco Dependencia (IAFA) y el Ministerio de Salud con calificación excelente, que son los entes rectores para poder ejercer el tratamiento de alcohol y drogas en Costa Rica.

La adicción puede arruinar una vida y devastar a cualquier miembro de la familia sin distinción de edad, sexo o posición social. El efecto adictivo, sobre todo de las drogas de diseño, causa en los individuos que las consumen una rápida dependencia y daños a la estructura cerebral y por ende graves alteraciones de funcionamiento mental y del comportamiento que pudieran llegar a ser permanentes.

Tienen además consecuencias desastrosas que afectan no sólo a quien la padece sino a quienes los rodean como violencia intrafamiliar, divorcio, pérdida de empleo, fuerte impacto en su economía, pérdida de la libertad, accidentes, graves daños a la salud y enfermedades secundarias que pueden llevar al individuo a la muerte.
Es importante entender que la adicción es una enfermedad compleja y progresiva, que no se detendrá por sí sola, por lo que es urgente buscar ayuda PROFESIONAL ya que ni la familia ni quien la padece están capacitados para resolverla.
En nuestro Centro de Rehabilitación se ha desarrollado un programa de tratamiento a través del cual es posible recuperar el bienestar físico de la persona, sus relaciones familiares, laborales y lo más importante; su dignidad y autoestima.
La negación es el primer síntoma. Es normal que la persona atrapada por la adicción niegue que tenga problemas, para esto Oceánica ofrece el servicio de "INTERVENCION"

 

Facebook